NUESTRO ESCUDO

  FRAILES CARMELITAS CONTEMPLATIVOS DE LA DIVINA MISERICORDIA

La representación del escudo carmelita aparece por primera vez hacia finales del siglo XV, en el 1499, en la cubierta de un libro sobre la vida de San Alberto, carmelita. Allí el símbolo gráfico aparece bajo la forma de un "vexillum" (enseña, estandarte, bandera), que luego fue modificándose en los detalles con el correr de los tiempos, hasta asumir la actual forma de escudo heráldico. 

En el escudo elegido por nosotros encontramos los siguientes elementos:

UNA MONTAÑA CULMINANDO EN UNA CRUZ

Una montaña estilizada de color marrón, con las laderas puntiagudas, y cuya cima se proyecta hacia el cielo. Se refiere al Monte Carmelo, lugar de origen de la Orden del Carmen.

El Monte Carmelo se encuentra en Haifa en Israel, lugar de origen de la Orden Carmelita,  En el siglo noveno antes de Cristo, vivió aquí el profeta Elías. El prefirió para vivir el monte Carmelo a todos los demás lugares desiertos, donde por algún tiempo habitó, como el más apto para establecer en él la religión profética de la vida monástica. En el mismo lugar, a finales del siglo doce después de Cristo, algunos eremitas, inspirados en el profeta Elías se agruparon "para vivir en obsequio de Jesucristo" (Regla Carmelita n. 2).

La cruz que culmina la montaña representa a Nuestro Señor Jesucristo.  Todos aspiramos encontrarnos con Él al lograr subir la santa montaña.

TRES ESTRELLAS

Tres estrellas de cinco puntas, de las cuáles, una es de plata en el centro de la montaña y las otras de oro dispuestas simétricamente en el cielo de color blanco, a la derecha e izquierda de las laderas de la montaña. La estrella inferior representa a los carmelitas todavía en camino hacia la cima del Monte Carmelo, mientras las otras dos estrellas superiores representan a los Carmelitas que han terminado su peregrinación y "han culminado su subida a la santa montaña".